Lectura en época de coronavirus

La lectura en época de coronavirus, sobre todo en confinamiento, ha sido sin duda un valor al alza. Durante los meses de cuarentena debido a la pandemia de la Covid-19, los españoles dispusieron de mucho tiempo en sus casas para realizar todo tipo de actividades. Fueron unos meses para estar con el núcleo familiar, hacer videollamadas con amigos y familia, cocinar y recuperar hábitos perdidos.  

Ahí fue donde apareció la lectura en época de coronavirus. Uno de esos hábitos que recuperó parte de la población española fue volver a abrir los libros que acumulaban polvo en la estantería o comprarse nuevos títulos con los que disfrutar de nuevo del placer de leer.

Un libro: una ventana al mundo

La lectura en época del coronavirus ha permitido a las personas viajar sin salir de casa
La lectura en época del coronavirus ha permitido a las personas viajar sin salir de casa

El tiempo durante el confinamiento parecía que pasara más lento, y en un momento en el que no se podía salir de casa, los libros fueron uno de los mejores secretos de muchas personas para poder viajar con el alma a sitios en los que la Covid-19 no le permitía hacerlo.

La lectura en época de coronavirus fue un bálsamo para muchos, una manera de evadirse, de salir de aquellas cuatro paredes gracias a las letras. Una forma de aislarse. Una manera de compartir, de encontrar la paz y calma necesaria en un momento tan duro.

Fue una situación en el que historias de amor, humor, suspense o ejemplos de libros de autoayuda hicieron precisamente eso: ayudar a las personas a ‘disfrutar’ un poco más del paso lento de los días. Una manera de ayudar a combatir la pandemia, un entretenimiento para mantenernos en casa.

La lectura, una gran ayuda

No lo decimos nosotros con estas líneas, lo indicó el estudio ‘La Lectura en tiempos de Covid-19’, realizado por la consultora ‘Conecta Research & Consulting, a través de su barómetro de lectura. Un informe que demuestra claramente que la lectura en época de coronavirus aumentó con respecto a los meses anteriores.

Otros artículos que quizás te interesen…

Aumento de la lectura en época de coronavirus

¿Cuánto aumentó la lectura en época de coronavirus? Lo hizo en un 4%, nada mal para un momento en el que hay tantas y tantas formas en las que divertirse gracias a Internet y las innovaciones tecnológicas. Pero lo cierto es que pese a que para muchos pareciera imposible que las personas se desengancharan de Netflix, series y videojuegos, muchas personas lo hicieron para abrir un libro.

De hecho, la lectura es de las actividades que más aumentaron en el confinamiento junto a ver la televisión y hablar por teléfono. Y dentro de este incremento en plena pandemia en todas las edades, donde más se notó fue en los jóvenes.

También aumentó el tiempo que la gente le dedicó a leer un libro, pasando de los 47 minutos de media a unos 71 minutos.

La lectura en época de coronavirus, también en eBook

La cuarentena fue un momento para que muchas de las personas que se resistían a pasarse al libro electrónico lo hicieran. El hecho de no poder salir de casa impulsó a muchos a probar a leer libros a través de los famosos eBook o incluso a través de tabletas y móviles gracias a la disponibilidad de descarga de múltiples títulos.

También ayudó en este sentido que muchos autores se solidarizaran con la población en pleno confinamiento por el coronavirus y ofrecieran sus obras de forma gratuita en las plataformas de descarga.

La lectura en época de coronavirus ha hecho que muchos usuarios se hayan probado el eBook o formato electrónico
La lectura en época de coronavirus ha hecho que muchos usuarios se hayan probado el eBook o formato electrónico

¿Libro en papel o electrónico?

La lectura en formato electrónico aumentó unos 10 puntos, alcanzando el 39% de las personas encuestadas.

Pese a que el libro en papel sigue siendo el favorito de la mayoría, la cuarentena supuso un momento perfecto para que las personas probaran el libro electrónico y puedan usarlo más a menudo a partir de ahora.

La lectura, un valor incalculable

La mayoría de los encuestados coincidieron en apuntar que leer libros fue una de las cosas que más les ayudó a superar el confinamiento. Muchos destacaban el poder de la lectura para hacerle olvidar por unos instantes todos los problemas que se repetían en la televisión.

Por ello, en este informe, los encuestados se mostraron muy conscientes del beneficio de la lectura, no solo para aprender, también para cultivar la mente, ejercitarla y enriquecerse personalmente.

5 claves para maquetar un libro con éxito

A la hora de maquetar un libro es esencial que pienses en múltiples aspectos a los que posiblemente no le hayas dedicado mucho tiempo. Un libro bueno no lo es solo por su contenido. Obviamente, es el centro, pero igual que la mejor seda del mundo no siempre formará parte del mejor vestido, es importante pensar en la presentación y formato de nuestro libro. Hay muchas cosas en las que poner el foco, pero no te asustes, en Publicalis estamos para ayudarte. Lo hacemos presentándote en este artículo las 5 claves para maquetar un libro con éxito.

Tanto en las librerías convencionales como en las plataformas de descarga electrónicas hay múltiples de libros y el lector tendrá mucha variedad para escoger. ¿Cómo conseguir que el tuyo sea el elegido? Es otra de las preguntas que te debes hacer antes de maquetar un libro. Igual que un gran manjar, la presentación es de gran ayuda y dice muchas cosas del interior de los libros.

Publicalis te habla de las 5 claves para maquetar un libro con éxito
Publicalis te habla de las 5 claves para maquetar un libro con éxito

Otros artículos que te pueden interesar…

1. Aspectos visuales y de diseño

La imagen de tu libro será crucial para atraer al lector y sin duda es una de las claves para maquetar un libro con éxito.

Piensa muy bien en ella, en lo que quieres explicar con solo un vistazo en la portada y contraportada. Es decir, piensa en el diseño.

Elige un tamaño de página correcto, tipografía, y una estructura de libro adecuada. Y en el caso de vender tu libro en las plataformas electrónicas, piensa también en cómo puedes transmitir todo lo que quieres al lector potencial gracias a la imagen de tu libro.

El índice

Hay que poner especial énfasis en el índice, una de las claves para maquetar un libro con éxito.

Cuando un posible comprador acude a una librería para comprarse un libro, una de las cosas que suele hacer es consultar de forma rápida el índice. Si está bien estructurado y sus titulares son convincentes, el índice puede ser un elemento clave.

Pero atención: que tu índice no sea muy descriptivo, ya que cualquier tipo de información extra puede provocar que el lector ya no esté interesado en el libro.

Puedes incluir el índice al principio o al final, pero debes tener en cuenta que si lo colocas al final hay algunas plataformas como Amazon que te pueden penalizar.

La elección de la tipografía

Otra de las claves para maquetar un libro con éxito es el tipo de letra. Escoge una letra que sea fácil para leer, que no provoque complicaciones al lector.

Por ejemplo, escoger una tipografía con serifa suele ser sinónimo de éxito ya que se hace más agradable a la vista y permite que el lector pueda seguir el libro de forma más fácil.

Consulta algún listado de letras que favorecen la legibilidad y escoge la que más te guste y que vaya acorde con el estilo de tu libro.

Piensa que la letra es para un libro lo que un fotograma para una película. Cuanto mejor sea la calidad de la imagen, más agradable será el visionado de la misma. En el caso de un libro, escoge una letra que pueda hacer agradable la lectura.

Por ello, recuerda aplicar un cuerpo y un interlineado suficiente que vaya acorde con este objetivo.

Tipografía en formato digital

No pierdas demasiado tiempo en la tipografía que debas escoger para el formato digital de tu libro. Esta sin duda no será una de las claves para maquetar un libro con éxito. Debes tener en cuenta que un lector de libros digitales ya tiene una tipografía determinada en su ‘eBook’.

Claves para maquetar un libro: Debes tener en cuenta que muchos de los lectores te van a leer en 'eBook'
Muchos de los lectores te leerán a través de ‘eBook’, así que no te olvides de ellos.

2. Estructura del libro

Otra de las claves para maquetar un libro con éxito puede ser la estructura que escojas.

Puedes distribuir el contenido de muchas maneras, pero hacerlo de la forma correcta puede dar una vida muy diferente a tu obra.

Generalmente, suele estructurarse de la siguiente forma:
Índice
Prólogo
Novela

El prólogo

Un buen prólogo siempre será una gran presentación de lo que va a ser el libro.

Si eliges regalar el prólogo del libro en las plataformas electrónicas como reclamo para que aquellos que lo lean puedan comprar tu libro, esa será la mejor carta de presentación de tu obra. Tómate tu tiempo para escribirlo y dale la importancia que merece.

 Inicio de los capítulos

Uno de los ‘trucos’ más usados es el de iniciar los capítulos en página impar, a la derecha. De esta forma, nos aseguramos que el capítulo anterior acabe justo al lado del inicio del siguiente, creando así una voluntad de continuar leyendo en el lector que siempre beneficiará al libro.

Si sigues esta regla, en caso de que un capítulo acabe en impar, no cometas el error de ampliarlo ya que generalmente es una mala idea (ya lo habías concebido así, ¿para qué alargarlo una página más?). Puedes recurrir entonces a colocar una página en blanco para que el siguiente capítulo empiece en impar.

4. Paginación

Escoge un lugar para indicar el número de cada página. Se coloca en la parte inferior, pero en función de tus gustos, deberás escoger si colocarlo a la derecha, a la izquierda o en el centro de cada hoja.

Debes tener en cuenta que en los libros electrónicos este número será sustituido por un porcentaje que variará en función del tamaño de letra que escoja el lector.

5. Márgenes, sangrado y ladillos

¿Quieres conocer más claves para maquetar un libro? Pues vamos con otras más: los márgenes, el sangrado y los ladillos.

En este punto debes pensar mucho en el lector. Ponte en tu piel. Como en la decoración de un piso, si pones muchos muebles y cuadros juntos, provocarás una sensación de saturación. En el caso de un libro, si poner muchas letras juntas y a simple vistas no hay espacios, el lector puede sobrecargarse y cansarse.

Dale un respiro al lector. Hazlo en los momentos clave. Incluso puedes generar espacios generando intriga al final de un párrafo para que el lector quiera continuar con el siguiente.

Una de las claves para maquetar un libro es pensar en la armonía visual de éste
Una de las claves para maquetar un libro es pensar en la armonía visual de éste

Pero sobre todo, intenta que la imagen general que genera tu texto no genere espesor en el lector. No hay peor cosa que una persona leyendo un libro sin ganas.

Es por eso que los márgenes son cruciales, tanto el superior como el inferior, así como un sangrado notable que dé carácter y a la vez armonía a nuestro texto. No tengas miedo en hacerlo.

Por lo genérico, se suele sangrar la primera línea de cada párrafo menos el de inicio de capítulo, pero escoge la fórmula con la que te sientas más a gusto.

Ladillos

Siguiendo con la explicación de la importancia de los espacios y la necesidad de que el lector respire, puedes recurrir a los ladillos en caso de que tu obra no se trate de una novela o un libro de relatos.

Los ladillos permiten dar armonía al texto, estructurarlo mejor, guiar al lector y llamar su atención para que siga leyendo. Es una buena forma de no cansar a la persona que lee y sobre todo, anunciar una división clara de subtemas dentro de un mismo capítulo o explicación.

Además, también puedes organizar la información en varios momentos adaptando la forma de los llamados boliches, una manera de llamar la atención del lector y diferenciar dicho texto del resto a simple vista, con un cambio en la estructura y organización del texto para ese caso concreto.

Otros aspectos

No podíamos acabar de analizar las claves para maquetar un libro con éxito sin hablar de las líneas viudas. Aunque no sean lo más importante en la maquetación, pueden ser lo suficientemente descriptivas para saber si un libro está trabajado o no. Es antiestético dejar una sola línea en una página en blanco. Por favor, adapta el diseño de tu libro para que esto no te suceda.

De esta forma, también evita las líneas huérfanas, aquellas que inician un párrafo y que se quedan solas al final de una página.