Publicar un libro es fácil con autoedición.

Conoce quiénes lo hicieron y ahora son famosos

Escribir es una de las mejores formas de dejar una huella en el mundo, un legado. Quienes ponen sus ideas y pensamientos por escrito pueden estar seguros de haber alcanzado la inmortalidad. No importa cuántas personas puedan llegar a leerle.

Bueno, realmente sí importa la cantidad de personas que nos lean. El fin último de la escritura es, sin duda, comunicar algo, así que es muy importante contar con el interés de otro que desee conocer nuestra historia, conocimientos, ideas o lo que sea que tengamos para darle al mundo. Esa es una de las principales razones para escribir: expresar aquello que sentimos, algo que somos o algo que sabemos.

Entonces, escribimos para expresarnos y para que otros nos lean.

¿Quiénes pueden escribir?

Cuando pensamos en los escritores famosos creemos que son personas muy bien formadas académicamente para llegar a la cima. No te mentiremos, muchos lo son. Profesionales universitarios con posgrados que los acreditan como académicos, letrados e intelectuales.

Sin embargo, eso no excluye al público en general de la posibilidad de plasmar sus pensamientos por escrito. Algunos escritores comenzaron por llevar un diario, registrar sus poemas, escribir los cuentos narrados a sus hijos antes de dormir o apuntar los pasos que realiza al momento de preparar una comida.

Lo cierto es que en todos los casos se trata de decidir qué quieres decir y !atreverte a comenzar!

¿Cuáles son las buenas ideas?

Lo mejor del arte de escribir es que se nutre de tu estado de ánimo, así que es importante que estés convencido de que quieres hacerlo, creer en tu idea y empezar a teclear. Esa imagen que ronda tu cabeza constantemente puede ser el punto de partida. Deja las dudas, ¡atrévete! a crear tu libro y a expresar eso que quieres decir, contar esa historia o enseñar todo lo que sabes.

Ahora bien, expresar algo que queremos dar a conocer a nuestros parientes cercanos y conocidos es fácil. Pero todo literato desea que sus letras sean leídas por muchas personas. Un escritor siempre quiere publicar su obra.

El sueño de ver tu libro anunciado en las librerías de tu país no es fácil de alcanzar, pero una vez que te has atrevido a escribirlo el siguiente paso es divulgarlo. Recuerda, bien sea que se trate de poesía o de finanzas, misterio o cocina, e incluso tu autobiografía, tus escritos merecen ser conocidos por otros.

Entonces, ¿Cómo publico mi libro?

El mundo editorial es muy dinámico y competitivo. Las empresas editoriales reciben manuscritos a diario y tienen un gran trabajo al momento de decidir qué obras publicar. Muchos escritores famosos han narrado la historia de sus múltiples rechazos antes de alcanzar la anhelada publicación de sus libros. Otros tantos no lo han logrado nunca.

Sin embargo, existen opciones que te permiten autoeditar y realizar el sueño de publicar tu idea.

¿Vale la pena publicar?

Autores famosos en todo el mundo se han dedicado a recorrer el camino de la autopublicación y dejar un rastro que conduce al éxito. Dramaturgos como Jane Austen, autora de clásicos de la literatura universal como Orgullo y Prejuicio, tuvieron que financiar la publicación de sus historias.

Lo mismo ha ocurrido a escritores contemporáneos como la norteamericana Lisa Genova, quien escribió Still Alicey. Luego de recibir la negativa de nueve editoriales para publicar su historia sobre una mujer con Alzheimer, decidió comprometerse con la autoedición. Su éxito la llevó a ser contactada por una editorial tradicional al poco tiempo e incluso Hollywood se interesó en la trama, al punto de llevarla a la gran pantalla con la coproducción de Estados Unidos, el Reino Unido y Francia, y la protagonización de Julianne Moore,

Los hechos indican que no hay espacio para la duda. Si sientes que tienes una historia interesante, una idea poderosa o un conocimiento que desees compartir, debes escribirlo.

El punto es que no hay límites para lo que puedes crear y dejar como aporte a la sociedad. Todo lo que sabes puede transformarse en información útil para otros, así que publicar ya no tiene que ser algo a lo que le tengas temor.

En el momento histórico que vive el mundo, atravesando una pandemia y afrontando un cambio epocal sin precedentes, la lectura es una de las mejores opciones de las personas para afrontar el confinamiento. Muchos han recurrido a los libros para escapar del temor que acechaba en el exterior con el Covid-19 o simplemente para disfrutar del tiempo disponible.

Los lectores encuentran las obras en las librerías tradicionales, pero en la realidad que aparece develándose hasta ahora, cobran mayor fuerza las versiones electrónicas de los textos conocidos como ebooks.

El internet está lleno de alternativas para llegar a los potenciales lectores, así que es un buen momento para atreverse a escribir y entrar en la vida de los interesados en conocer el material que preparas.

Las editoriales están favoreciendo la edición de libros digitales tanto o más que las versiones impresas. También existen modalidades en las que se imprimen los ejemplares según la demanda que tengan, lo que permite disminuir los riesgos de inversión para todos y estimular la participación de más escritores cada vez.

Ahora bien, ya dejamos claro que las editoriales pueden ser una alternativa poco interesante para escritores noveles o con poco conocimiento del tema. Necesitas una herramienta que te permita vivir la aventura de autoeditar un libro y no morir en el intento.

En Publicalis te ofrecemos la oportunidad de dar a conocer tu trabajo y te brindamos toda la asesoría que necesitas para que el proceso de construcción sea cómodo para ti.

Lo único que necesitas es tener tu historia completa. Recuerda que todas las temáticas, géneros y extensiones son bienvenidas. Apúntate a terminar tu escrito y asegúrate de limpiar todos los detalles inherentes a ortografía, redacción y transcripción.

Como autoeditor también necesitarás algunas nociones sobre el maquetado y diagramación del texto, construcción del índice y diseño de la portada del libro. Pero ¡despreocúpate!, Publicalis resuelve todos estos aspectos por ti ofreciéndote la capacitación que necesites para que el producto final sea el que soñaste y te sientas confiado con el resultado. ¿Te apuntas?

¿Quieres saber más?

Cuéntanos tu historia y entérate de lo sencillo que es convertirte en un escritor con nosotros. En Publicalis estamos seguros de que escribir un libro sí es para ti.

¿Cómo maquetar un libro y no morir en el intento?

No te arriesgues con una maquetación artesanal y apúntate con los expertos.

Una vez que te has decidido por la autoedición para dar a conocer tu libro, necesitas comenzar a trabajar en todos los detalles que garantizarán que los lectores tendrán interés en tu historia antes de leerla. 

Maquetar un libro es uno de los momentos claves para alcanzar este fin. Se trata del proceso de diagramación y adecuación de todos los elementos del texto con el propósito de darle una distribución óptima, atractiva y funcional. Por ello, cómo maquetar un libro es la pregunta crucial que todo escritor debe responder sin vacilación.

¿Por qué importa cómo lo hago?

Es muy conveniente que te tomes tu tiempo para realizar este proceso. Algunos escritores le restan importancia a la maquetación de su libro, pues consideran que pueden hacerlo ellos mismos. Ciertamente, es posible hacerlo por tu cuenta, lo que no es verdad es que sea sencillo, en especial si esperas un acabado profesional.

La diagramación de un documento legal es muy diferente a la de un libro de cuentos infantiles, por mencionar un par de ejemplos. El tamaño de la letra, el interlineado y los márgenes; el uso o no de imágenes y la tipografía empleada, son aspectos que parecen superficiales, pero que marcan una gran diferencia.

Maquetar un libro es el paso en el que se define la imagen de tu libro, desde la portada, pasando por el índice, hasta cada una de las páginas en las que se dará a conocer tu escrito; la apariencia cuenta… ¡y mucho!

¿Qué debo considerar?

Una portada atractiva es una excelente carta de presentación. Lo más importante en tu libro es la historia que cuentas, el conocimiento que ofreces o la idea que propones. Sin embargo, es conveniente ayudar al lector a interesarse en leerlo. La presentación también es crucial.

Una vez que logramos captar la atención de un lector potencial en una librería tradicional o en una plataforma de venta de ebooks, nuestro cliente debe encontrarse con un atractivo cuerpo del libro. Pero… ¿Cómo lo logramos?

Los programas para maquetación

Aprovechar las bondades de un programa de maquetación profesional es una buena forma de garantizar el éxito. Muchos escritores independientes creen que pueden utilizar Word para la edición de sus historias a publicar. Sin embargo, ocurre que este es un programa de edición con muy buenas opciones, pero no te dará el acabado profesional del que hablamos en términos de diagramación.

Maquetar un libro correctamente implica detalles superficiales y otros más complejos. No se trata solamente de tomar una decisión en cuanto al tipo y tamaño de la letra. Se trata de que sea la decisión correcta.

Algunas imprentas y plataformas para venta de libros, como Amazon, tienen sus propias normas en cuanto al formato, márgenes y otros detalles de ese tipo, por lo que es conveniente que consideres esa información antes de decidir.

Entonces, ¿Cuáles son mis opciones?

En el mercado encontrarás un buen número de programas que pueden ayudarte a lograr una maquetación con acabado profesional.

Indesign funciona muy bien y no es demasiado complicado, pero es pago. También hallarás algunas opciones gratuitas, como Sigil y Kindle Create, solo tienes que familiarizarte con ellos y seleccionar el que mejor se adapte a tus necesidades.

Sea cual sea la opción que elijas, cuando respondas a la pregunta ¿cómo maquetar un libro?, te recomendamos que consideres lo siguiente: 

Verifica que tu libro está completamente listo en términos de ortografía, redacción y transcripción. Cada detalle cuenta. Una vez realizada la maquetación, es inconveniente realizar cambios de otro tipo, por pequeño que sea, pues afecta la diagramación realizada.

Planifica la estructura de tu libro. Según su contenido, puedes optar por una distribución sencilla tipo Índice, Prólogo y Contenido. Si es el caso, opta por la distribución en secciones o capítulos.

-Considera los aspectos visuales. La portada debe ser atrayente, contar con una imagen y toda la información necesaria. No la sobrecargues.

-El índice es el primer lugar al que acudirá el lector una vez que se interesó en tu libro. Cuida la calidad de la información que allí proporcionas y asegúrate de que su diagramación sea llamativa y simple.

-El prólogo es una sección que puede inspirar a cualquiera a comprar tu libro. Tómate tu tiempo en maquetarlo de manera atractiva.

Piensa como lector. Recuerda que estás escribiendo para que alguien se interese en leerlo. Ponte en su lugar e imagina cómo te gustaría percibir esa historia y considerarla agradable a la vista, elegante y original.

La decisión más importante ya la tomaste: te convertiste en un escritor independiente, en un emprendedor que le apuesta al éxito y no tiene miedo de tomar el control de la situación.

Puedes dedicar tiempo a formarte y convertirte en el diagramador de tu libro. A veces nos sentimos más cómodos si tenemos la oportunidad de decidir cada detalle.

Sin embargo, en Publicalis te ofrecemos el servicio completo con el que estás soñando. Somos una plataforma que te permite autopublicar tu libro, pero entendemos todas las inquietudes de los escritores independientes.

No dejes nada al azar. Si prefieres no arriesgarte en tu primera experiencia autoeditora o si ya lo intentaste y escoges dedicar tiempo a tus próximos proyectos, Publicalis es la opción que necesitas. Deja todo en nuestras manos. Te brindamos la asesoría que necesitas y te ayudamos a decidir qué es lo mejor para ti.

Con Publicalis obtendrás el acabado profesional que requieres para sentirte seguro de que tu libro tendrá más y mejor visibilidad en las librerías tradicionales y en las plataformas de descarga de ebooks.

Seguramente has visto algunos libros publicados que parecen un desastre de imprenta. No por el contenido, sino por la poca calidad estética de su portada y la ausencia de elementos que lo hagan atractivo para la lectura.

No te arriesgues con una maquetación artesanal y apúntate con los expertos. La mejor manera de sumarse un éxito editorial es enganchando a los lectores con un formato atractivo. Ya sabes que el contenido es poderoso, tú lo escribiste, así que garantiza el triunfo, deja la maquetación en manos de Publicalis y verás la diferencia.