¿Cómo maquetar un libro y no morir en el intento?

No te arriesgues con una maquetación artesanal y apúntate con los expertos.

Una vez que te has decidido por la autoedición para dar a conocer tu libro, necesitas comenzar a trabajar en todos los detalles que garantizarán que los lectores tendrán interés en tu historia antes de leerla. 

Maquetar un libro es uno de los momentos claves para alcanzar este fin. Se trata del proceso de diagramación y adecuación de todos los elementos del texto con el propósito de darle una distribución óptima, atractiva y funcional. Por ello, cómo maquetar un libro es la pregunta crucial que todo escritor debe responder sin vacilación.

¿Por qué importa cómo lo hago?

Es muy conveniente que te tomes tu tiempo para realizar este proceso. Algunos escritores le restan importancia a la maquetación de su libro, pues consideran que pueden hacerlo ellos mismos. Ciertamente, es posible hacerlo por tu cuenta, lo que no es verdad es que sea sencillo, en especial si esperas un acabado profesional.

La diagramación de un documento legal es muy diferente a la de un libro de cuentos infantiles, por mencionar un par de ejemplos. El tamaño de la letra, el interlineado y los márgenes; el uso o no de imágenes y la tipografía empleada, son aspectos que parecen superficiales, pero que marcan una gran diferencia.

Maquetar un libro es el paso en el que se define la imagen de tu libro, desde la portada, pasando por el índice, hasta cada una de las páginas en las que se dará a conocer tu escrito; la apariencia cuenta… ¡y mucho!

¿Qué debo considerar?

Una portada atractiva es una excelente carta de presentación. Lo más importante en tu libro es la historia que cuentas, el conocimiento que ofreces o la idea que propones. Sin embargo, es conveniente ayudar al lector a interesarse en leerlo. La presentación también es crucial.

Una vez que logramos captar la atención de un lector potencial en una librería tradicional o en una plataforma de venta de ebooks, nuestro cliente debe encontrarse con un atractivo cuerpo del libro. Pero… ¿Cómo lo logramos?

Los programas para maquetación

Aprovechar las bondades de un programa de maquetación profesional es una buena forma de garantizar el éxito. Muchos escritores independientes creen que pueden utilizar Word para la edición de sus historias a publicar. Sin embargo, ocurre que este es un programa de edición con muy buenas opciones, pero no te dará el acabado profesional del que hablamos en términos de diagramación.

Maquetar un libro correctamente implica detalles superficiales y otros más complejos. No se trata solamente de tomar una decisión en cuanto al tipo y tamaño de la letra. Se trata de que sea la decisión correcta.

Algunas imprentas y plataformas para venta de libros, como Amazon, tienen sus propias normas en cuanto al formato, márgenes y otros detalles de ese tipo, por lo que es conveniente que consideres esa información antes de decidir.

Entonces, ¿Cuáles son mis opciones?

En el mercado encontrarás un buen número de programas que pueden ayudarte a lograr una maquetación con acabado profesional.

Indesign funciona muy bien y no es demasiado complicado, pero es pago. También hallarás algunas opciones gratuitas, como Sigil y Kindle Create, solo tienes que familiarizarte con ellos y seleccionar el que mejor se adapte a tus necesidades.

Sea cual sea la opción que elijas, cuando respondas a la pregunta ¿cómo maquetar un libro?, te recomendamos que consideres lo siguiente: 

Verifica que tu libro está completamente listo en términos de ortografía, redacción y transcripción. Cada detalle cuenta. Una vez realizada la maquetación, es inconveniente realizar cambios de otro tipo, por pequeño que sea, pues afecta la diagramación realizada.

Planifica la estructura de tu libro. Según su contenido, puedes optar por una distribución sencilla tipo Índice, Prólogo y Contenido. Si es el caso, opta por la distribución en secciones o capítulos.

-Considera los aspectos visuales. La portada debe ser atrayente, contar con una imagen y toda la información necesaria. No la sobrecargues.

-El índice es el primer lugar al que acudirá el lector una vez que se interesó en tu libro. Cuida la calidad de la información que allí proporcionas y asegúrate de que su diagramación sea llamativa y simple.

-El prólogo es una sección que puede inspirar a cualquiera a comprar tu libro. Tómate tu tiempo en maquetarlo de manera atractiva.

Piensa como lector. Recuerda que estás escribiendo para que alguien se interese en leerlo. Ponte en su lugar e imagina cómo te gustaría percibir esa historia y considerarla agradable a la vista, elegante y original.

La decisión más importante ya la tomaste: te convertiste en un escritor independiente, en un emprendedor que le apuesta al éxito y no tiene miedo de tomar el control de la situación.

Puedes dedicar tiempo a formarte y convertirte en el diagramador de tu libro. A veces nos sentimos más cómodos si tenemos la oportunidad de decidir cada detalle.

Sin embargo, en Publicalis te ofrecemos el servicio completo con el que estás soñando. Somos una plataforma que te permite autopublicar tu libro, pero entendemos todas las inquietudes de los escritores independientes.

No dejes nada al azar. Si prefieres no arriesgarte en tu primera experiencia autoeditora o si ya lo intentaste y escoges dedicar tiempo a tus próximos proyectos, Publicalis es la opción que necesitas. Deja todo en nuestras manos. Te brindamos la asesoría que necesitas y te ayudamos a decidir qué es lo mejor para ti.

Con Publicalis obtendrás el acabado profesional que requieres para sentirte seguro de que tu libro tendrá más y mejor visibilidad en las librerías tradicionales y en las plataformas de descarga de ebooks.

Seguramente has visto algunos libros publicados que parecen un desastre de imprenta. No por el contenido, sino por la poca calidad estética de su portada y la ausencia de elementos que lo hagan atractivo para la lectura.

No te arriesgues con una maquetación artesanal y apúntate con los expertos. La mejor manera de sumarse un éxito editorial es enganchando a los lectores con un formato atractivo. Ya sabes que el contenido es poderoso, tú lo escribiste, así que garantiza el triunfo, deja la maquetación en manos de Publicalis y verás la diferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *