Los 5 errores más comunes en la autopublicación

En Publicalis ponemos a tu disposición las herramientas que necesitas para alcanzar la victoria en la meta de la autopublicación. En este artículo te mostramos los 5 errores más comunes que cometen los escritores inexpertos al momento de la autopublicación. Sigue leyendo y ponte listo, ya hemos recorrido este camino muchas veces, así que te mostraremos lo que no debes hacer.

Autopublicar un libro puede llegar a ser una experiencia fantástica para escritores noveles. La libertad e independencia de poder publicar un libro sin necesitar la aprobación de una editorial es un escenario tentador para cualquiera.

Sin embargo, la autopublicación es un paso delicado que no debe dejarse al azar. No subestimar el proceso y la responsabilidad que implica pueden marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso.

¿Cuáles son los 5 errores más comunes en la autopublicación?
1-Subestimar el proceso de autopublicar.

Autopublicar un libro es un proceso complejo que implica muchas cosas. Las ventajas de la autoedición son innumerables, comenzando con la independencia y pasando por la capacidad de controlar y supervisar todas las etapas del proceso. Sin embargo, para tal cantidad de bondades, se corresponden un gran número de responsabilidades.

No habrá nadie a quien culpar por las decisiones que tomes en materia de autopublicación. Si optas por encargarte de todos los detalles, es probable que te desanimes al incurrir en algunos fallos.

Entonces, no descuides ninguna etapa: escritura, corrección, edición, maquetado, diseño de portada, todos son momentos clave. Cada etapa de la autopublicación es vital para el logro de resultados profesionales que te permitan llevar un producto de calidad a las librerías y plataformas de descarga de ebooks.

2-Tener expectativas muy elevadas o demasiado bajas.

Ningún extremo es saludable cuando se trata de las expectativas sobre uno de tus proyectos de autopublicación. Es común encontrar escritores que no se atreven a publicar sus escritos por pensar que nadie se interesará en ellos.

En ese mismo tenor están los escritores que invierten poco tiempo y atención a sus proyectos. Terminan por presentar un texto con gran cantidad de fallas técnicas y de contenido por creer que no es interesante. Eso es el equivalente a publicar por publicar. En estos casos, es preferible no hacerlo.

Debes creer en tu proyecto y esmerarte al presentarlo al público.

La otra cara de la moneda la conforman los escritores que apenas están terminando la idea y ya sienten que escribirán un bestseller. No es malo ser optimistas, pero es importante mantener la calma y dedicar suficiente tiempo y espacio a cada fase del proceso de autopublicación.

Ninguno de los dos extremos te dejará regocijarte con el éxito o asimilar una experiencia negativa al no obtener los resultados esperados. La autopublicación debe significar la suma de varios momentos que te llenen de significado, etapas que debes cuidar y disfrutar. Todo es un aprendizaje. No dejes que las expectativas te impidan vivir esa satisfacción.

3-Subestimar la importancia de la presentación y creer que con el contenido basta.

La importancia del contenido de una obra es superior a cualquier otra cosa en el proceso de creación de un libro. No importa si autopublicas o si te vas por la idea de trabajar con una editorial tradicional. La idea poderosa, la historia que narras o el conocimiento que describes en el texto, es el producto que venderás. A pesar de ello, este producto debe lucir atractivo para poder llegar a las manos del lector potencial. La imagen de tu libro importa… y mucho.

Una vez que decides optar por la autopublicación, es importante que comprendas que la calidad de tu obra sigue estando en su contenido, pero debes lograr que las personas se entusiasmen en abrirlo y luego en leerlo.

La forma en que presentas tu libro comienza con una portada atractiva y profesional. De esta manera, garantizas que el lector se sentirá atraído por el aspecto del libro. En este punto, el título de tu obra se encargará de causar interés suficiente para que el lector abra el libro para encontrarse con un agradable maquetado, así como una letra de forma y tamaños perfectos.

La presentación es la manera de enmarcar tu obra de arte. Es muy importante.

4-No contar con lectores críticos.

Los lectores críticos son una pieza fundamental en la construcción de tu obra maestra. Antes de pensar en publicar debes estar seguro de contar con gente capaz de leer tu manuscrito y ofrecerte una opinión útil sobre la historia.

Este punto es complicado. Muchos escritores confían sus papeles de trabajo a amigos o familiares que no siempre pueden ofrecer aportes de valor para los fines que persiguen. Es fundamental que te cuides de hacer una apuesta segura en este caso.

Encuentra lectores críticos y atiende sus sugerencias. Este es un error que puede significar lo mismo que no contar con opiniones importantes, no obedecer sugerencias. Ciertamente, eres tú quien tiene la última palabra; sin embargo, es conveniente que escuches a las personas que elegiste para hacer aportes a tu manuscrito. Sé objetivo.

5-Pensar que autopublicar significa vender.

No creas que publicando tu libro has garantizado las ventas. Es muy común que los escritores novatos recurran a la autopublicación ansiosos por presentar un producto en el mercado y pensando que obtendrán ventas inmediatas. No es cierto.

La autopublicación es una gran herramienta para los escritores independientes, pero está lejos de traducirse en cifras que reporten ventas instantáneas, puesto que se requieren pasos adicionales, como la distribución y el mercadeo. No apures el proceso en busca de ventas.

Lo más importante es llegar con un producto mejor acabado. Eso te dará mayores oportunidades de obtener ventas en menor tiempo.

¿Cómo evitar esos 5 errores más comunes?

Como pudiste notar, los detalles más insignificantes pueden hacerte incurrir en errores graves que implican que te desanimes en la empresa de autopublicar tu libro. Acabamos de mostrarte, apenas, cinco de los errores más frecuentes, pero consideramos que son los más importantes.

En Publicalis te ofrecemos un servicio que te evitará incurrir en estos errores sin perder las bondades de la autopublicación. Apúntate a crear tu obra maestra y deja que te apoyemos en las etapas que complementarán tu producción.Ya sabemos cuál es el camino correcto. Deja que te ayudemos a darle un acabado profesional a tu manuscrito. Podemos apoyarte con la edición y maquetado, te asesoramos con la distribución y te acompañamos a recorrer este camino con seguridad, disfrutando cada etapa con el máximo aprendizaje. ¡Atrévete a autopublicar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *