Papel versus digital, ¿cuál es el futuro?

Este es un debate que tiene cierto tiempo sobre la mesa, especialmente con el auge del número de usuarios que optan por los libros en formato digital, sobre el libro de papel.

Desde finales del siglo XX se percibe el rápido crecimiento de la industria editorial digital como alternativa para los lectores, que cada vez son más. Esto ha ocurrido gracias a la aparición de internet y sus múltiples aplicaciones que facilitan el almacenamiento, uso y producción de información.

Internet se ha convertido en una herramienta que ha favorecido la masificación de la información, puesto que permite a muchos usuarios acceder a los datos en tiempo real desde cualquier parte del mundo. Esta es una gran ventaja para casi todas las actividades humanas, incluyendo la lectura.

Para el año 2021, los lectores cuentan con un amplio abanico de posibilidades que les permiten tener acceso a los libros más nuevos publicados en cualquier lugar del planeta, de manera inmediata y sin salir de casa. Incluso, sin levantarse de la cama.

La pandemia de Covid 19 dejó en evidencia el valor de contar con el internet como puente para la comunicación y herramienta para la realización de un buen número de actividades comerciales, sin necesidad de arriesgarse a salir de casa.

Todo lo anterior implica que el libro digital, cuyo uso ya venía en crecimiento, ha llegado a un mayor número de usuarios que ahora comprenden mejor su utilidad práctica y aprovechan sus bondades.

¿Cuáles son las ventajas del libro en formato digital?

Además de lo ya comentado hasta ahora, la lectura de ebooks tiene las siguientes ventajas:

  • Ocupa menos espacio. Es muy cómodo mantener en orden una biblioteca digital, pues se puede disponer de un número ilimitado de libros desde cualquier dispositivo electrónico con o sin acceso a internet.
  • Puede modificarse rápidamente. Esta es una ventaja editorial indiscutible. Cuando es necesario modificar o actualizar el contenido de un libro digital, no existen desperdicios asociados al stock de libros impresos con errores. Los arreglos necesarios se realizan de forma rápida y sin consecuencias.
  • Son cómodos, puesto que se pueden leer libros muy largos sin que resulten pesados o difíciles de manipular.
  • Los libros en formato digital permiten ajustes para personalizar la lectura, tales como el tamaño de la letra, la cantidad de luz, el color del fondo, entre otros.
  • Suelen ser más económicos que los libros de papel. Además, se compran fácilmente a través de internet y al pagar puedes leerlos inmediatamente.
  • Pueden encontrarse los clásicos y libros cuya impresión se ha descontinuado.
  • El libro digital puede llegar a ser de papel, puesto que puede imprimirse bajo demanda cuando el cliente así lo requiere.

Indiscutiblemente, el formato digital incluye grandes ventajas. No obstante, la realidad del asunto también incluye el hecho de que toda una generación prefiere el libro de papel y defiende sus virtudes. Todavía son muchas las personas que nunca han leído un libro en formato digital y se niegan a hacerlo.

Aunque parezca una postura algo extrema, algunos defensores de los libros de papel se rehúsan a cambiar sus hábitos y se mantienen fieles al estilo más tradicional.

¿Cuáles son las ventajas del libro de papel?

Los promotores de la lectura sobre libros de papel defienden virtudes que incluyen:

  • Los libros de papel tienen un componente emocional muy importante. Los lectores declaran que características como el olor, el color y la textura de sus páginas, le agregan emotividad a la experiencia de leer.
  • El libro de papel es un fiel compañero que jamás se quedará sin batería y no requiere acceso a internet. Esto permite vivir una experiencia grata ininterrumpida.
  • Es posible regalar o prestar un libro de papel a otros lectores sin que esto signifique algún problema para ninguna casa editorial. Se trata de un objeto que es transferible de manera ilimitada y disfrutable por múltiples usuarios.
  • Los libros de papel no se convierten en basura tecnológica al cumplirse la vida útil de ningún dispositivo. Por el contrario, el paso del tiempo los vuelve más valiosos e interesantes.

Tal y como es posible entender hasta este punto, los dos formatos tienen grandes ventajas, lo que permite que tanto el libro de papel como el digital tengan muchos seguidores.

Algunos defensores de los libros digitales son también detractores de los libros de papel, usando diversas excusas, como el tema ecológico, por ejemplo. La realidad es que no debería existir competencia alguna. El libro de papel y el libro digital pueden coexistir como lo han hecho hasta el momento.

Las razones ecológicas que muchos exponen como motivo para preferir los libros digitales no son tan fuertes, toda vez que el papel es un material fácilmente biodegradable, a diferencia de las partes que componen los equipos electrónicos, que rápidamente se vuelven obsoletos y se convierten en desperdicios.

Por lo tanto, es imposible asumir la desaparición del libro de papel por razones ecológicas o por cualquier otra.

Tanto las editoriales como los escritores han comprendido que la llegada de las plataformas digitales para la compra y venta de libros son una oportunidad para el crecimiento y la ganancia de todos los involucrados.

En este punto, los escritores noveles tienen la oportunidad de llegar al público mucho más rápido de lo que ocurría en el pasado. Del mismo modo, los lectores tienen acceso a una mayor diversidad de contenido y cuentan con una rica oferta bibliográfica disponible.

Conclusión

La conclusión es que todos ganan. El libro de papel es y seguirá siendo una alternativa para los lectores más exigentes, solo que en el futuro tal vez sea una especie de edición de lujo, esa que todos deseamos tener y que se reservará para escritos muy especiales.

La impresión bajo demanda tiene tiempo respondiendo a las necesidades de los usuarios y escritores, estableciendo un puente que permite la coexistencia de lo mejor de los dos formatos. ¿Por qué tenemos que elegir? Disfrutemos de las bondades y la flexibilidad del libro digital sin dejar de vivir la experiencia de hojear un libro de papel cada vez que nos parezca.

El futuro ha llegado, ningún formato tiene por qué predominar sobre el otro. Sigue siendo un lector ávido y que nadie te diga cómo hacerlo. ¡Vive tu propia experiencia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *