10 consejos para escribir un libro de forma efectiva

Escribir un libro no es una tarea fácil. Muchos escritores famosos y exitosos han narrado sus experiencias y cuentan todas las dificultades que tuvieron para crear sus obras maestras. Algunos de nuestros autores favoritos dudaron antes de comenzar sus relatos, unos fueron rechazados por sus ideas o simplemente, no encontraron apoyo en las editoriales tradicionales.

Otros escritores reconocidos crearon grandes obras literarias sin tener una formación académica especializada. El punto de todo esto es que no hay una fórmula general ni trucos mágicos para lograr escribir un libro, se trata de intentarlo con entusiasmo y no desfallecer.

Si eres un escritor que comienza en estas lides y tienes una idea poderosa en tu cabeza, te invitamos a prestarle atención a esa historia y comenzar a darle forma. Muchas veces, el problema es dar el primer paso, así que sigue leyendo y descubre estos 10 consejos para escribir un libro de manera efectiva.

1. Antes que nada, edúcate

Nuestra primera recomendación es que te conviertas en un lector ávido. Para ser un escritor no necesitas ser un egresado universitario titulado en literatura o algo parecido, pero sí es fundamental que lleves la actividad de leer al máximo. La lectura es la mejor fuente de información técnica y de estilo para cualquier escritor.

Lee todo cuanto puedas, pero intenta incluir los clásicos de la literatura. Elige libros de géneros diferentes, incluso distintos al que más te identifique como escritor, eso te dará una perspectiva más amplia sobre esta tarea.

2. Participa en talleres de escritura y cursos literarios

Aunque la lectura te ayudará a conocer todos los géneros literarios que desees, de primera mano, participar en un curso literario es una oportunidad de oro para incursionar en el proceso de escribir un libro con el acompañamiento de un experto.

Tómate tu tiempo para elegir algún taller certificado y apúntate a conocer algunas herramientas que seguro te permitirán ahorrar tiempo y despejar algunos interrogantes.

3. Planifica tu proceso de escribir

Antes de comenzar a escribir tu historia, es importante que planifiques todo lo relacionado con ella. No se trata solamente de tener un lugar específico para trabajar en tu proyecto y un horario claro, sino de que tengas la certeza de que sabes hacia dónde te diriges.

Escribe el argumento completo de la obra, cuáles son los personajes, cómo se desenvuelven, cómo es el ambiente donde ocurren las acciones, cuál es la trama, cuáles son las subtramas, cómo comienzan las acciones, cómo termina la historia, todo. ¡Debes prepararlo todo!

4. Comienza a escribir

Escribe a diario. Establece una meta a la que debas llegar cada día, muchos expertos señalan que unas 1000 palabras al día pueden ser un buen número para marcar el ritmo.

Además, señala una fecha límite para terminar tu borrador. Aunque la escritura no es un proceso lineal, tener un plazo para finalizar puede servir de incentivo cuando estés pensando en abandonar tu proyecto. ¡Tú puedes!

5. Sigue trabajando cuando te atasques

La mayoría de los escritores sufre momentos en los que la musa simplemente no aparece y la respuesta inmediata en estos casos es abandonar el proceso creativo. Sin embargo, te recomendamos que no lo hagas, mejor prepárate para esos días difíciles.

Aprovecha estos eventos para releer lo que ya has escrito, edita, inicia una nueva sección o incluso un nuevo proyecto, retoma otro escrito abandonado, en fin, cualquier cosa será buena siempre que signifique que te mantengas escribiendo. ¡No pares!

6. Imprime tu toque personal

Recuerda siempre que escribir un libro es un proceso creativo. Descubre tu estilo mientras pones en palabras esa historia que se formó en tu cabeza. Con la práctica encontrarás los elementos que te harán diferente del resto.

No intentes imitar a otros escritores, mantente fiel a tus ideas y construye un estilo propio. ¡Ya lo descubrirás!

7. Edita tu historia

Tómate tiempo para leer el borrador y no temas eliminar algunos aspectos que sobran o que no aporten demasiado a la trama. Recuerda que muchas veces menos es más, abre bien los ojos y usa el sentido común.

Este proceso te permitirá identificar errores tipográficos, pero además, te ayudarán a redescubrir la estructura de la historia y hallar posibles incongruencias.

8. Termina y acepta tu libro

El proceso de edición puede extenderse más de la cuenta cuando nos enfrascamos en hacer demasiados cambios. Si el proceso de planificación inicial fue lo suficientemente detallado, la edición ayudará a que la historia sea coherente.

Recuerda que debes terminar tu borrador y sentirte conforme con el resultado. Revisa con detalle y después, cree en ti. Otras personas podrán ayudarte a descubrir y solucionar cualquier detalle importante que hayas pasado por alto.

9. Busca lectores objetivos

Después de terminar de escribir tu libro es importante que encuentres personas que te apoyen en la evaluación de lo escrito. Lo ideal es que sean expertos en el área y puedan brindarte una opinión profesional.

La ayuda de familiares y amigos también es valiosa, puedes recurrir a ellos, pero no debes limitarte a sus opiniones. Encuentra lectores objetivos.

10. Publica tu obra

Si llegas a este punto puedes darte por satisfecho. Muchos escritores noveles terminan sus obras y nunca se atreven a publicarlas. Pero ese no tiene que ser tu caso.

Actualmente, existen muchas opciones para autopublicar tu libro, así que no tienes excusa para no dar a conocer tu producto creativo. Una obra de arte debe ser mostrada.

Estos 10 consejos prácticos no son la respuesta absoluta para los escritores, puesto que cada uno tiene una realidad diferente que hará que las cosas varíen. No obstante, estos aspectos pueden ser la columna vertebral de tu propia metodología hacia el éxito.

Lo más importante es que te sientas con el entusiasmo suficiente para dar el primer paso y convertirte en el escritor que sueñas. No hay ningún misterio. Prepárate, lee, fórmate, planifica tu historia y comienza a escribir. El trabajo sostenido y la disciplina te conducirán hacia la meta. Recuerda que no todo el mundo logra escribir un libro. Hacerlo ya es un triunfo, así que no dudes más y manos a la obra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *