Qué son los derechos de autor sobre una obra

Los derechos de autor son beneficios con los que cuentan los creadores de obras artísticas y literarias. Si te encuentras escribiendo un libro de ficción, poesía, cuentos, no ficción o cualquier otro género, es muy importante que conozcas de qué se trata esto.

Todas las obras artísticas, científicas y tecnológicas disponen de derechos de autor que les son inherentes desde el momento de su creación, por lo que es el realizador quien puede decidir sobre ellas. Sin embargo, es muy importante registrar estas elaboraciones para resguardar la propiedad intelectual sobre ellas.

¿Por qué debo registrar mi obra literaria?

El registro de un libro, como de cualquier otra creación intelectual, es un acto completamente libre. Esto significa que no es obligatorio acudir a los entes encargados de ello en tu país, si no quieres hacerlo. No obstante, es muy recomendable que lo hagas.

Al registrar los derechos de autor sobre tu obra dejas en evidencia que eres su creador y te proteges ante cualquier intento de plagio total o parcial de tu escrito.

Si tienes deseos de publicar tu libro, es recomendable que te detengas a cumplir con este paso y puedas hacerlo de manera confiada. Si tu interés por convertirte en un escritor reconocido es serio, esta información es para ti.

¿Cuáles son las ventajas de registrar los derechos de autor de una obra?

Como verás a continuación, los derechos de autor tienen la finalidad de proteger la propiedad intelectual de los creadores, ante posibles eventos que requieran la demostración de ella ante terceros. Es decir, registrarte como autor de tu obra te ayudará a prevenir situaciones en las que debas demostrar que eres, indudablemente, su autor.

Entre las ventajas más importantes podemos mencionar:

1. Protección contra plagio.

Aunque las ideas pueden parecerse, no es factible que encuentres una obra literaria idéntica a la tuya, a menos que alguien la haya copiado. En estos casos, es de gran utilidad contar con tu certificado de registro como autor, para poder tomar medidas legales.

2. Acreditación por un ente del estado.

Es muy valioso contar con una certificación que te acredite como autor de tu libro, en caso de que alguna empresa, editorial o productora lo solicite para fines de publicación.

3. Tranquilidad legal.

Al estar inscrito como autor de tu obra, cuentas con una evidencia de propiedad debidamente sustentada en un asiento registral de la institución que lo avala.

4. Evitas posibles problemas futuros.

Si compartes la autoría de tu obra, el registro establece el porcentaje de titularidad de cada uno, por lo que esto queda claro desde el principio y es menos probable que ocurran conflictos en el futuro.

5. Actividades comerciales.

Te permite realizar actividades comerciales de manera más sencilla, como en el caso de la cesión de derechos.

6. Pueden ser hipotecados.

En muchos países, los derechos de autor sobre una obra, debidamente registrados, pueden ser hipotecados, en caso de que el beneficiario lo requiera.

Como autor, eres creador de contenido original, que te pertenece por tu condición de artista. Sin embargo, nuestra recomendación es que no pospongas la tarea de registrar y resguardar estas obras como de tu autoría y propiedad.

¿A qué se refieren los derechos de autor?

Por un lado, tienes un derecho patrimonial sobre tus obras, toda vez que ellos forman parte de tu dominio como escritor. Este beneficio es quizás el que mejor conocemos, y te permite gozar de:

  • Derecho a la reproducción
  • Derecho a la distribución
  • Derecho a la comunicación pública
  • Derecho a la transformación

Estos derechos exclusivos te permiten explotar tu obra y gozar del derecho de remuneración, es decir, recibir compensaciones por parte de quienes usen tu obra.

Por otro lado, como autor cuentas también con derechos morales sobre tu libro. Estos están relacionados con las decisiones que puedes tomar en cuanto a tu relación moral o espiritual con la obra. Estos beneficios son:

  • Derecho de paternidad, es decir, la oportunidad de que tu nombre o pseudónimo aparezca en el libro.
  • Derecho de divulgación e ineditud. Como autor puedes decidir que tu obra se divulgue o no se publique jamás.
  • Derecho de modificación. Realizar cambios sobre la obra en cualquier momento es potestad del autor.
  • Derecho de retirada. El autor puede decidir la suspensión de la circulación de la obra.
  • Derecho a la no deformación. La obra no podrá ser cortada, ni reducida o mutilada, especialmente si va en contra del autor y demerita su creación.

Como autor, eres un artista. Toda creación intelectual original merece ser compartida con el resto del mundo, pero además, debe ser protegida por su creador.

Inscribir tu obra en el registro

Al inscribir tu obra en el registro de derechos de autor reconoces el valor de tu propio trabajo y demuestras que comprendes la importancia que esto tiene para la cultura universal.

Si no deseas publicar para obtener beneficios económicos de tu creación, este registro sigue siendo necesario. Como puedes ver en este artículo, los derechos de autor son muy variados y solo algunos de ellos se relacionan con el dinero.

Es muy importante que tengas esto en cuenta y valores las particularidades de tu creación. Esto es, finalmente, lo que proteges al inscribirla en un registro de este tipo. Las ideas que se exponen en tu libro, la trama de la obra o los planteamientos de la misma, son parte de tu creatividad, pero el estilo que usas para escribirla es lo que la convierte en una producción original, auténtica y única.

Sigue tu camino hacia la publicación de tu best seller, no dejes que nada te detenga, confía en tu instinto y cumple con cada etapa del proceso. No hay atajos posibles, cada paso es importante, así que inscribe tu libro en el registro de derechos de autor y continúa en ascenso hacia la meta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *