7 técnicas para escribir un libro en poco tiempo

Escribir un libro no es una tarea sencilla, por lo que el título de este artículo podría parecer algo ilógico. Sin embargo, esta actividad es un sueño que muchos podemos hacer realidad, sin necesidad de que nos tome años concretarlo.

Si tienes una idea interesante que ronda tu cabeza, una historia que contar o deseas poner en papel todo lo que sabes sobre un tema determinado, escribir un libro es una opción posible para ti, solo tienes que creerlo y atreverte.

Uno de los factores que nos detiene, cuando consideramos la posibilidad de convertirnos en escritores, es el tiempo. Con frecuencia, abandonamos la idea convencidos de que no contamos con una agenda que nos permita dedicarnos a esta tarea como quisiéramos. No obstante, te comentamos que eres tú precisamente quien lleva tu agenda, así que deja de detenerte con excusas y comienza a escribir ya.

Además de la falta de tiempo, podemos sentir mucho miedo por las características de ese escrito que debemos crear, así que hemos preparado este post con una lista de Siete técnicas que puedes emplear para escribir un libro en poco tiempo y no morir en el intento:

1. Encuentra el tiempo para comenzar

Si no eres un escritor a tiempo completo, esta técnica te resultará de utilidad, puesto que, seguramente, tienes una agenda llena de actividades que no tienen que ver con la escritura, así que te invitamos a rediseñar su contenido y abrir espacio.

Selecciona el tiempo para comenzar a trabajar en tu proyecto. No dejes nada al azar, comienza por identificar los espacios de tu agenda que puedes utilizar para tu proceso creativo y reserva unas horas para ello. El primer paso suele ser el más difícil, así que mantente firme y hazlo.

2. Realiza un plan de trabajo detallado

Una vez que tienes el espacio en tu agenda, es necesario que dejes por escrito cómo es que lo vas a utilizar. Si realmente deseas escribir un libro en poco tiempo, es indispensable que te adelantes y planifiques el trabajo de cada día.

Algunas actividades que pueden ayudarte son:

  • Decide qué harás cada día: crear el argumento, escribir cierto número de páginas, revisar la redacción y la estructura, trabajar en el diseño y la maquetación, entre otras.
  • Establece una meta con el número de palabras que escribirás cada día. Debes ser realista, no es una carrera, es importante que este número sea viable considerando todas tus ocupaciones.

3. Escribe el argumento de tu libro

Si se trata de ganar tiempo, es preferible no dejarse llevar por la musa y tener clara la historia que contarás desde el principio. Esto implica que será sencillo para ti comenzar a escribir, pero también terminar de hacerlo. Estos dos momentos son muy importantes.

Mientras pasas del inicio de las acciones al desenlace, será posible añadir ideas que te permitirán desarrollar y aprovechar tu creatividad, así que no temas, siempre tendrás la opción de modificar e incorporar elementos al argumento que preparaste al principio.

4. Escribe todos los días

Es fundamental que no pases ningún día sin escribir algo. En tu planificación puedes establecer escribir más algunos días que otros, según la agenda que manejas, pero no debes permitirte dejar de crear algunas páginas a diario.

Esto tiene que ver con que la tarea de escribir sea realmente importante para ti. Si puedes posponer tu trabajo creativo con facilidad, tal vez no tengas tantos deseos de convertirte en un autor. No lo dejes para después, escribe hoy.

5. Tómate unas vacaciones

Si esta es una opción para ti, la creación de tu obra está más cerca de lo que te imaginas. Tomar unas vacaciones para escribir te permitirá utilizar todos los días y emplearlos completos para la construcción de la historia que sueñas.

En este caso, también debes planificar tus días rigurosamente y asegurarte de que cuentas con un espacio adecuado y privacidad suficiente para dedicarte a explorar en tu imaginación y darle vida a la idea que tienes.

6. No pretendas escribir un libro demasiado extenso

Deja de ponerte más presión de la que necesitas. La idea de escribir a diario cierto número de palabras no debe ser una excusa para pretender escribir un tratado demasiado largo.

Escribir cierta cantidad de palabras te permitirá mantener un esfuerzo sostenido, que te ayude a tener un ritmo de escritura constante. No obstante, es necesario que la historia se cuente en el número de palabras que se requiere. No pretendas alargarla agregando eventos o situaciones, solo por pretender que el libro sea de mayor longitud. Recuerda que menos es más.

7. Acepta tu libro.

No sientas temor de asumir que has terminado de escribir tu libro. Deja de pensar en detalles superficiales y dedícate a revisar, editar y mejorar. Sin embargo, te recomendamos que no te pases demasiado tiempo en eso. Siéntete conforme con el resultado, recuerda que es el producto de tu esfuerzo y dedicación, así que ámalo.

No pierdas de vista que decidirse a escribir un libro es una acción que asumen personas atrevidas, pero que te llenará de grandes satisfacciones personales y profesionales, así que no dejes que las dudas te detengan.

Si estás considerando escribir tu primer libro, te invitamos a atreverte a dar el primer paso, trabaja de manera planificada, organiza el tiempo, aclara el argumento y comienza.

Pero si eres de los que ya se ha atrevido a poner en palabras toda su sabiduría sobre un tema o una historia interesante, coincidirás en que es una experiencia maravillosa que todos pueden disfrutar.

Atrévete a comenzar y no permitas que la falta de tiempo te detenga. Estas técnicas para escribir un libro en poco tiempo serán una herramienta de gran ayuda para dar ese primer paso y convertirte en un escritor, ¿qué esperas?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *